HIDROCEFALIA CRÓNICA DEL ADULTO

La hidrocefalia crónica del adulto es un proceso relativamente frecuente que afecta a las personas mayores y que se caracteriza por un defecto en la reabsorción del líquido céfaloraquideo, lo que provoca un aumento del denominado sistema ventricular.

El paciente comienza con desequilibrio al andar, seguido de incontinencia urinaria y finalmente deterioro cognitivo. Entra dentro del diagnóstico diferencial de las demencias y su tratamiento es una derivación de líquido entre el cerebro y el peritoneo, que produce la mejoría en más del 70% de los pacientes.

Para alcanzar un diagnóstico cierto no es suficiente los síntomas y la RMN o el TC sino que son convenientes determinados test denominados hidrodinámicos y en algunos casos, medir la presión intracraneal. NeuroSalus21 ofrece todas estas técnicas diagnósticas, así como el tratamiento, estando sus miembros muy habituados al manejo de esta patología.

Nuestro equipo realiza un test diagnóstico previo (test de infusión) que consiste en la infusión intratecal (punción lumbar) de suero y la medición de una serie de presiones que nos dicen si el paciente es buen candidato a válvula. Este prueba se realiza en quirófano, bajo anestesia local y en régimen ambulatorio.

Si el test es positivo se lleva a cabo la intervención que consiste en la colocación de una válvula de derivación de LCR desde el cerebro al abdomen. Esta intervención se lleva a cabo bajo anestesia general y habitualmente el paciente puede ser dado de alta al tercer día de la cirugía, pudiendo realizar sus actividades en el plazo de una semana.

La mejoría no suele ser inmediata sino que se produce en el curso de las semanas o meses posteriores.