La hernia discal es un proceso en el que un fragmento del disco intervertebral se desplaza hacia atrás y lateralmente y comprime una raíz nerviosa. Esto genera un intenso dolor en el recorrido de dicha raíz, estando indicado el tratamiento quirúrgico si no mejora con tratamiento médico tras unas semanas.

La hernia discal, tanto cervical como lumbar, se beneficia de un abordaje bajo visión microscópica, que proporciona una visión mucho más nítida y segura del campo quirúrgico, a menudo muy profundo. Se traduce en incisiones de menores dimensiones y resecciones de hueso menores, mejorando el curso postoperatorio del paciente.

Nuestro equipo se encuentra habituado al manejo microquirúrgico de las hernias discales. Se realiza bajo anestesia general a través de una pequeña incisión que minimiza la agresión a las estucturas sanas de la columna. El ingreso suele ser de 48-72 horas.

El paciente puede reanudar sus actividades en un plazo de 3 a 6 semanas, aunque este extremo depende del tipo de actividad que realice.