SINDROME DEL TUNEL CARPIANO

El síndrome del túnel carpiano se produce cuando el nervio mediano, que va desde el antebrazo hacia la mano, se comprime o se aprieta en la muñeca. El nervio mediano controla las sensaciones del lado palmar del pulgar y los dedos (aunque no el meñique), al igual que impulsos a algunos músculos pequeños en la mano que permiten que se muevan los dedos y el pulgar. El túnel carpiano (un corredor rígido y estrecho de ligamento y huesos en la base de la mano) aloja al nervio mediano y los tendones. A veces, el engrosamiento de tendones irritados u otra inflamación estrecha el túnel y causa que se comprima el nervio mediano. El resultado puede ser dolor, debilidad, o entumecimiento en la mano y la muñeca, que se irradia por el brazo.

El tratamiento de este síndrome puede ser conservador (fisioterapia y antiinflamatorios), estando la intervención quirúrgica indicada en aquellos casos que duran al menos 6 meses o existe afectación muscular. La cirugía consiste en la sección del ligamento carpiano transverso para reducir la presión sobre el nervio.

Nuestro equipo realiza una liberación a cielo abierto bajo visión microscópica que garantiza la adecuada descompresión nerviosa. Se realiza bajo anestesia local y en régimen ambulatorio (no precisa ingreso). Tras la cirugía el paciente deberá mantener el brazo en alto 24-48 horas y un vendaje alrededor de una semana, evitando mojar la herida, que se revisará a los diez días. El paciente podrá empezar a mover la mano de forma gradual pero debe evitar realizar esfuerzos en un periodo de seis semanas (esfuerzo equivale a levantar algo más pesado que una tazá de café), para evitar el desarrollo de fibrosis.